Tarjetas de crédito

Hoy vamos a hablar de las tarjetas de crédito y de las tarjetas de débito y lo que pueden hacer. 

Vamos a empezar por las diferencias entre cada tarjeta: una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito. 

La principal característica de una tarjeta de débito es que no puedes gastar un dinero que no tengas. Esto significa que podrás utilizarlas para pagar una compra por internet, para comprar en cualquier comercio o para sacar dinero de un cajero en tu día a día. Pero tienes que tener en cuenta que solo la podrás utilizar mientras tengas saldo en tu cuenta corriente. En caso contrario la tarjeta se bloqueará y no podrás pagar.

Con una tarjeta de crédito, la entidad bancaria que te lo concede establece un límite de crédito que dependerá de tu perfil de riesgo. Estamos hablando de que te puedes gastar un dinero que no tienes (una especie de préstamo). Las tarjetas de crédito te permiten pagar cada mes una cuota que es parte del importe que te queda por devolver más una pequeña parte que corresponde al pago de intereses. Así sabes con seguridad lo que te van a cobrar cada mes por el uso de tu tarjeta de crédito con la forma de pago “pago aplazado”

Hay otra modalidad de pago en la que a fin de mes pagas todo lo que hayas gastado durante ese mes. Normalmente esta forma de pago no conlleva pago de intereses de ningún tipo

Tanto las tarjetas de crédito como de débito tienen unas características comunes que son:

  • No necesitas cambiar de banco y todos los cargos se realizan en tu actual cuenta bancaria
  • Incluyen seguros gratuitos
  • Incluyen asistencia en viajes
  • También tienen programas de puntos con los que obtienes descuentos cada vez que usas tu tarjeta

A continuación te ofrecemos una serie de post relacionados que a buen seguro te van a interesar donde podrás contratar tu tarjeta de crédito o débito: